Medidas de seguridad e higiene ante SARS-CoV-2 en las empresas de alimentos

El virus que causa la enfermedad COVID-19 tomó por sorpresa a todo tipo de industria. Nadie se encontraba preparado para enfrentar y sobrellevar una pandemia históricamente catastrófica en términos económicos, sociales y de salud. Esto llevó a que, la mayoría de las industrias, actualizaran sus protocolos, adquirieran nuevas tecnologías y hasta reformularan sus métodos de trabajo, y la industria de alimentos no se quedó atrás buscando, ante todo, la continuidad del negocio con el firme objetivo de continuar abasteciendo las materias primas, ingredientes y productos terminados para evitar su escasez durante los encierros (o cuarentenas) que, al menos en México, ha durado casi dos años.

En Adegermex nos dimos a la tarea de actualizar nuestros protocolos y de buscar la forma de seguir operando salvaguardando la salud de nuestros colaboradores y los compromisos adquiridos con nuestros clientes; por ello compartimos las 4 medidas de seguridad e higiene que, de manera general, nos ayudaron a que, al día de hoy, Adegermex se encuentre operando y cumpliendo con nuestros clientes:

1. Buenas Prácticas de Manufactura.

Si bien, todo aquel que este relacionado con la industria de alimentos, conoce que las Buenas Practicas de Manufactura (BPM) son una herramienta esencial y básica para la inocuidad de los alimentos, es importante destacar su aportación para mantener la seguridad e higiene en la industria. Cosas tan sencillas como el uso correcto de cubrebocas, el lavado de manos cada hora y el uso de gel antibacterial son un hábito entre nuestros trabajadores dentro de nuestras instalaciones y esto facilitó la implementación de nuestro protocolo para el SARS-COV-2.

2. Protocolo específico para el SARS-COV-2

A inicios de la pandemia en México (Marzo 2020), una “Guía de acción para los centros de trabajo ante el COVID-19” donde se enlistan las medidas de mitigación de contagios sugeridas tanto físicas (en instalaciones) como para los trabajadores, y en Junio del 2020, se habló mucho de una “Nueva Normalidad” obligatoria para aquellas industrias que se consideraran esenciales (entre ellas la industria alimenticia) e incluso la Secretaria de Salud emitió una actualización de esta Guía robusteciendo las estrategias de mitigación de contagios.

Para Adegermex, el tener las bases de una certificación en inocuidad alimentaria, reconocida por GFSI, como FSSC 22000 nos brindó la ventaja de tener, ya implementados y considerados, algunos lineamientos básicos para mitigar la propagación del virus en nuestras instalaciones; únicamente, los esfuerzos se enfocaron en:

  • Robustecer el Equipo de Protección Personal para todos los trabajadores adicionando una careta.
  • Realizar las separaciones físicas en comedores, oficinas y aquellos lugares donde no existieran barreras físicas, así como colocar las señalizaciones para el distanciamiento social.
  • Crear roles y horarios para el uso del comedor, así como para asistir al centro de trabajo (Home Office).
  • Robustecer el filtro sanitario al ingreso y egreso considerando los síntomas propios del COVID-19.
  • Capacitar al personal para la identificación de síntomas y medidas de mitigación.

Con estos puntos implementados, mantenidos y monitoreados semanalmente en nuestras instalaciones, nos hemos asegurado de que, en caso de presentarse un caso sospechoso o positivo, se contenga y se prevenga su dispersión dentro de nuestras instalaciones; permitiendo tener un índice de asistencia hasta del 85% (en el momento con mayor número de trabajadores confirmados).

3. Capacitaciones

Se dice que: “Un trabajador informado, toma buenas decisiones” y Adegermex siempre ha creído en que los trabajadores deben tener la información suficiente, veráz y oportuna para poder tomar buenas decisiones que repercutan lo menos posible en algún tipo de costo. Por ello, Adegermex no escatima en las capacitaciones que se imparten en materia de inocuidad, responsabilidad social y ahora en materia de salud y estrategias de mitigación de contagios por SARS-COV-2.

Las capacitaciones para nuestros trabajadores, de manera semanal, han sido un elemento clave para el cumplimiento de las estrategias de mitigación y para la identificación oportuna y segregación de casos sospechosos/confirmados. Durante estas capacitaciones (o charlas de 15-20 min a la semana) se abordan los temas recomendados por la Secretaría de Salud, tales como los síntomas característicos de la enfermedad y evitar la automedicación, siempre incitando al trabajador a acudir con su médico para el diagnóstico correcto, las medidas para la prevención de contagios (como lavado de manos, uso de cubrebocas, careta, etc) y enfatizando en que se debe hacer cuando se presenta un caso sospechoso o positivo en casa. Con esta información el trabajador es capaz de identificar cualquier signo de alarma y así evitar la salida de su hogar y la propagación del virus tanto en el transporte público como en nuestras instalaciones.

4. Monitoreos

La clave para que las estrategias anteriores sean exitosas es el monitoreo de su implementación, el cual nos asegura que se están llevando a cabo todas las medidas estipuladas para mitigar los contagios internos y en caso de falla, nos da la valiosa oportunidad de reformular, corregir y volver a implementar.

Para Adegermex, el hecho de realizar monitoreos puntuales, acertados y con frecuencia reducida (semanales) nos ha permitido crear un ambiente seguro dentro de nuestras instalaciones de trabajo y que esto, que hoy día se ha vuelto un hábito para nuestros trabajadores, se lleve hasta sus familias y con ello hacer la “burbuja” un poco más amplia proporcionando seguridad y un estado de alerta en el trabajador y sus familias.

En resumen

Consideramos importante que cada empresa/industria adecúe y trabaje, de acuerdo a sus necesidades cada una de las estrategias antes mencionadas, de tal manera que se persiga el mismo objetivo que, hoy día, todas las empresas tenemos en común: “Cuidar y mantener la seguridad sanitaria de nuestros colaboradores sin perder de vista la importancia de seguir fabricando productos inocuos y de la más alta calidad.

MARIANA VALLEJO MERCADO
FOOD SAFETY MANAGER.